El verano y sobre todo la época de vacaciones son muy golosos para los posibles ladrones ya que los domicilios quedan libres para su libre acceso, pero hay que ser prudentes y cuidadosos antes de marchar para no dejar indicios de que, justamente, nos llevará volver.

Desde Segur-Mon hemos recopilado una serie de consejos, a menudo son de sentido común, pero que van bien recordar antes de irse unos días fuera para evitar que entren ladrones pero también porque iremos mucho más tranquilos.

Antes de salir

  • Guarde los objetos valiosos en lugares seguros
  • Compruebe que puertas y ventanas queden bien cerradas y conecta la alarma (si tiene)
  • Avise las personas más cercanas que va a ausentarse unos días.
  • Pide a alguna persona de confianza que, de vez en cuando, haga un vistazo a su vivienda y recoja la correspondencia
  • Sea discretos a la hora de irse, no hay que dar detalles a gente desconocida ni publicarlo en las redes sociales
  • No cierre del todo las persianas o contraventanas evidenciando que no hay sueldo.
  • No deje el contestador automático ningún mensaje del verano “seremos fuera unos días …”. Es preferible desviar las llamadas al móvil.
  • Si dispone de temporizador, programe de manera que algún luz exterior o interior se encienda cuando oscurezca y se apague a medianoche.
  • No escondas llaves a ninguna parte exterior de la vivienda (bajo la alfombra, al test, etc …)
  • Desconecte los electrodomésticos y cierre las llaves de paso del agua y del gas
  • Si puede ser, no deje comida en la nevera ni en el congelador
  • Haga ver que estás, por ejemplo dejando ropa tendida, o una persiana subida …
  • Es recomendable instalar interruptores diferenciales rearmables que, en caso de que salten los plomos, reconecten el circuito eléctrico solos, sobre todo si dejamos algún aparato en funcionamiento.

Es recomendable que tenga un inventario con los objetos de valor con los códigos de marca y modelo y número de serie para así facilitar su identificación en caso de robo.

A pesar de todo …

Si oye un ruido extraño o advierta la presencia de personas con actitud sospechosa en los alrededores de un domicilio, llame enseguida a la policía.

Si observa puertas o ventanas forzadas o indicios de que haya podido haber un robo, sobre todo, no toque nada y avisar a la policía.

Si ve una persona sospechosa intentando robar en una casa llame al 112.

Para presentar una denuncia hay que dirigirse a las Oficinas de Atención al Ciudadano de los Mossos con el DNI y llevar una lista de los objetos sustraídos.

Desde Segur-Mon os aconsejamos que siga estas recomendaciones y ante cualquier duda o consulta llame al 112. Si piensa en instalar un sistema de seguridad en su hogar o negocio, puede contactar con nuestros técnicos que le harán una propuesta a medida de sus necesidades.